Mucocele. Origen, formación, desarrollo y reincidencia asociado a traumas o hábitos.



 

La semana pasada asistieron al consultorio unos papas preocupados porque le “había salido una bolita en la labio” de su hija de 2 años de edad, en 
la Historia Clínica me refirieron que la menor le había dado un cabezaso a su mama, pegándose en el labio. Este articulo tiene como objetivo el informar a los padres de familia sobre este tipo de lesiones ta comunes y que muchas veces pueden pasar desapercibidas. 

Los mucoceles son lesiones benignas de la cavidad oral que se producen por la extravasación de un material mucoso procedente de las glándulas salivales menores, secundario generalmente a un traumatismo en la zona. Se ha descrito una mayor incidencia en pacientes jóvenes.

El mucocele o quiste mucoso, se caracteriza por la aparición de una lesión papulosa hemisférica, que normalmente se presenta de forma solitaria en la mucosa del labio inferior, aunque también puede afectar al suelo de la boca, la mucosa oral y la lengua. Suele tener una coloración rosada o azulada, un aspecto translúcido, una consistencia blanda, y medir desde unos pocos milimetros hasta más de 1 cm. Está relleno de sialomucina, un líquido transparente. Excluyendo los fibromas irritativos, constituye la lesión de partes blandas más frecuente de la cavidad oral.

 

El labio inferior se encuentra lleno de células productoras de saliva. Esta lesión se produce generalmente como consecuencia de un traumatismo sobre el conducto de una glándula salival menor, produciéndose de forma secundaria un quiste de retención al liberarse el contenido al intersticio, y ocasionarse una respuesta inflamatoria reactiva con la aparición de tejido de granulación. Por este motivo se considera un seudoquiste, y no un verdadero quiste.

 

Cuando el mucocele se localiza en el suelo de la boca, suele originarse en la glándula sublingual o, con menor frecuencia, en la glándula submandibular, y se denomina ránula. Estas lesiones son importantes en la población pediátrica, porque deben diferenciarse de otras lesiones más profundas y de mayor relevancia clínica.

Una variante del mucocele es el mucocele superficial, que se presenta en forma de una vesícula tensa y clara de unos pocos milímetros de diámetro, de carácter asintomático, autorresolutivo y recidivante. Se localiza en la grasa retromolar, en la mucosa oral posterior y en el paladar blando. Debe diferenciarse clínicamente de otros procesos ampollosos, ya sean virales o inmunológicos.

 

La anatomía patológica muestra uno o varios espacios en el tejido conjuntivo rellenos de un material mucinoso sin revestimiento epitelial, que aparecen rodeados de inflamación  crónica, macrófagos cargados de mucina y tejido de granulación. Las glándulas salivales menores adyacentes pueden tener una inflamación crónica y fibrosis, y en la periferia de la lesión es frecuente encontrar un conducto salival. El material mucinoso es sialomucina, y está constituido por polisacáridos neutros y ácidos.

 

Aparecen con la misma frecuencia en ambos sexos, y algunas publicaciones señalan una mayor incidencia de estas lesiones en los niños. 
 


Los mucoceles son asintomáticos. El tratamiento se realiza generalmente si la lesión causa molestias, o si adquiere un tamaño considerable. En el resto de los casos puede producirse una resolución espontánea.

Se han utilizado la crioterapia y la electrocoagulación con buenos resultados. Si el mucocele es de gran tamaño el rendimiento mejora si previamente se realiza una incisión en el mucocele para extraer el contenido. En los casos extremos puede realizarse la extirpación quirúrgica, seguida de una cuidadosa disección de la glándula salival menor afectada. Sin embargo lo mejor es esperar, así como apareció que por si sola disminuya.

 

 Conclusiones:

El mucocele es una patología que forzosamente se debe tener en observación, es necesario el conocimiento del mismo, así como su diagnostico clínico, no basta con un buen interrogatorio y una adecuada exploración, aunque es una lesión benigna oral, el factor etiológico de mayor prevalencia es la ruptura de los conductos salivales periféricos, debido a una lesión traumática el estudio histopatológico es fundamental para establecer el diagnostico definitivo y su plan de tratamiento mas adecuado según sea el caso, se debe tener en cuenta la practica de la biopsia en episodios recurrentes sobre mucoceles, mas en específicos mediante la técnica de marsupialización por que si no se elimina por completo tiende a crear recidiva, Se debe tener en cuenta cualquier evento traumático que se haya sufrido, en la primera infancia, niñez, adolescencia y madurez, no es un evento aislado y puede ocurrir en cualquier momento a cualquier hora y solo se necesita un descuido para que se presente, los mucoceles pueden causar problemas significativos estéticos, en el habla, la masticación y esto es debido a su tamaño y localización, el tratamiento se da por medio del abordaje quirúrgico mediante la escisión quirúrgica, el pronostico por lo regular es favorable, pero no se debe olvidar el seguimiento del mismo para que no se de una recidiva en el paciente.

 

Dr. José Alberto Hachity Ortega 


Bibliografía

Bueno C. Tumores cutáneos benignos. En: Dermatología. Texto y atlas, 3.a ed. Madrid: Meditécnica, 2003; 595.

Menta M, Hee J, Lourenco S. Mucocele in pediatric patients: analysis of 36 children. Pediatr Dermatol. 2008; 25: 308-311.

Seabury M. Quistes. En: Bolognia J, Jorizzo J, Rapini R, eds. Derma- tología, 1.a ed. Madrid: Elsevier, 2004; 1.721-1.732.

Pinkham . JR: Odontología Pediá- trica. 3a ed. México DC: Graw- Hill Interamericana, 2001

Sanders B. Cirugía Bucal y Maxilofa- cial Pediátrica. Buenos Aires: Mun- di, 1984

Magnusson BO.:Odontopediatría Enfoque sistemático. Edt.Salvat, 2001

Zeballos R, Vasconcellos D, Zeballos N. Mucoceles: del diagnóstico al tratamiento.

Alves L, Nicoló R, Ramos C, Shintome L, Barbosa C. Retention mucocele on the lower lip associated with inadequate use of pacifier. Dermatology Online Journal 16 (7): 9