¿A que se refiere el síndrome del bebé sacudido o shaken baby syndrome (SBS)?


Cuando una persona sacude a un bebé o a un niño pequeño el cerebro y el cuerpo sufren daños graves. Algunos niños mueren a causa de este tipo de abuso.

¿Por qué sucede el SBS?

La mayoría de las personas que sacuden a un bebé que están cuidando no tienen intención de lastimarlo. Pueden sentirse frustrados por el llanto continuo, las dificultades para alimentar al bebé o los problemas para enseñarle a ir al baño. Situaciones externas, como falta de dinero, problemas en el trabajo o en las relaciones personales pueden contribuir a esta frustración. Los adultos podrian sentirse muy enojados hasta llegar a perder el control y sacudir a su hijo.

¿Qué sucede cuando se sacude a un niño(a)?

Cuando se sacude violentamente a un bebé o a un niño pequeño, la cabeza rueda hacia adelante y hacia atrás, y hace que el cerebro se golpee contra el cráneo. Esto provoca inflamación y hemorragia en el cerebro: hasta los ojos pueden sangrar. Sólo hacen falta unos pocos segundos de sacudidas para causarle daño permanente al niño.

Las sacudidas pueden dar lugar a:

  • Daño cerebral permanente
  • Ceguera
  • Convulsiones
  • Parálisis cerebral 
  • Parálisis
  • Discapacidades del desarrollo
  • Muerte (1 de cada 4 muere)

¿Cómo puedo evitar estos daños?

Nunca sacuda a un niño por ningún motivo.

Asegúrese de que todas las personas que cuidan a su niño sepan que no lo deben sacudir y sean personas que a pesar del enojo, frustración, mal día, malas experiencias, etc… pueden controlar su temperamento y no descargan malas situaciones emocionales sobre su hijo(a).

Usted debe saber que hacer cuando su bebé llora.

Signos y síntomas del síndrome del bebé sacudido

  • Irritabilidad extrema
  • El bebé está muy rígido o como un muñeco de trapo
  • El bebé parece estar muy cansado
  • Convulsiones
  • No come o tiene poco apetito
  • Pupilas dilatadas
  • Problemas para alimentarlo
  • Dificultades para respirar
  • Vómito
  • Manchas de sangre en los ojos

Si cree que han sacudido a su hijo(a) llame al Sistema Estatal o Municipal DIF más cercano a su domicilio, escuela o consultorio o llévelo de inmediato a la médico pediatra más cercano. Obtener atención médica lo antes posible podría salvarle la vida a su hijo(a).

¿Qué puedo hacer para que mi bebé deje de llorar?

Todos los bebés lloran mucho durante los primeros meses de vida. Llorar no significa que su bebé sea malo o que esté enojado con usted. A veces, los bebé simplemente necesitan llorar. ¡Es importante comprender que el llanto es normal! Llorar es la forma de comunicación de los bebés.

Puede tener demasiado frío, calor, buscar llamar la atención, estar cansado o hambriento, o necesitar que le cambie el pañal, buscar compañía, puede molestarle algo o tener algún dolor, etc. La persona que más conoce a sus hijos son los mismos padres, por ello existe un vínculo inexplicable para muchas personas en cuanto a la conducta o comportamiento de sus hijos y ellos. Si su bebé está llorando, primero revise todo esto.

Es normal sentirse a veces frustrado y abrumado. Si se pone de mal humor, puede hacer cosas por usted y por el bebé que lo ayuden a tolerar una situación, que quizá sea complicada para usted como adulto responsable.

¿Qué debo saber para calmar a un bebé que llora?

  • Observe si el bebé tiene hambre, si tiene demasiado calor o demasiado frío, o si necesita que le cambie el pañal.
  • Vea si el bebé está enfermo o tiene fiebre.
  • Alimente al bebé lentamente y hágalo eructar a menudo.
  • Mézalo.
  • Provea algún pacificador como el  chupón, sonaja, o algún objeto o actividad que a su hijo(a) lo mantengan con tranquilidad.  
  • Póngale música suave, cantarle o arrullarlo con una voz serena ayudará a su hijo a obtener paz y tranquilidad al mismo tiempo que a usted le devolverá  la calma de saber que su hijo(a) está bien.  
  • Llévelo a pasear en el cochecito.

Si nada funciona:

  • Póngalo en la cuna asegurando que no pueda caerse, asfixiarse o cambiar el rol con otra persona mas tolerante en ese momento; cierre la puerta y salga de la habitación.
  • Haga algo para relajarse: tome un baño, mire la TV, escuche música, practique yoga, o simplemente respire profundamente con los ojos cerrados.
  • Hacer “tiempo fuera” es una técnica que le puede ayudar busque a alguien lo reemplace y tome un respiro.
  • No pasa nada si su bebé llora: ¡es mejor dejar que los bebés lloren que arriesgarse a lastimarlos!

Cualquier persona que cuide a su hijo ya sea mamá, papá, tía, tío, abuelos, cuidador, enfermera, o usted mismo puede llegar a un extremo violento de sacudir a su bebé. Asegúrese de compartir esta importante información sobre el síndrome del niño sacudido con todas las personas que cuidan a su hijo(a).  

Para denunciar abuso o maltrato infantil en el estado de Puebla puede llamar al Sistema Estatal DIF al 2 29 52 62 o  acudir a las oficinas centrales del DIF Estatal de Puebla, ubicado en la calle 5 de Mayo 1606, con atención en el departamento de Clínicas de Atención y Prevención al Maltrato, de lunes a viernes con un horario de 9:00 a 18:00 hrs

Y recuerde nunca sacuda a un bebé por ningún motivo.


Dr. José Alberto Hachity Ortega