Primera visita al consultorio de Odontología Pediátrica de un Paciente con Trastorno del Espectro Autista (TEA).


¿Qué debo hacer si tengo un hijo con Trastorno del Espectro Autista y lo tengo que llevar al odontólogo?
LA PRIMERA VISITA AL CONSULTORIO DE ODONTOLOGÍA PEDIÁTRICA DE UN PACIENTE 
CON TRANSTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA (TEA).

Para evitar que el niño le tenga miedo al odontólogo pediatra, debe acostumbrarlo poco a poco  y desde pequeño con comentarios positivos sobre su primer visita al consultorio. El trato, ambiente y consultorio de un odontólogo pediatra es completamente diferente al de un adulto, por ello es importante que usted nunca haga comentarios negativos sobre su primera visita o higiene, tales como: “Si no te lavas los dientes se te pudren y te voy a llevar al dentista para que te inyecte”, ó comentarios que enfrente del odontólogo pediatra como: “Verdad Doctor que si no se deja la amarra”, ó “Doctor usted dígale, que si no se deja lo inyecta con una jeringota”.

Debemos de ayudar al odontólogo pediatra a que la primer cita sea lo mas positiva posible para su hijo, el odontólogo pediatra, está capacitado con diversas técnicas de manejo de conducta, mismas que serán explicadas en su momento al Papá o Mamá, para que ellos entiendan el proceder de cada una de las visitas y/o tratamientos dentales.

Las visitas al odontólogo pediatra que no son de urgencia son las que van formando confianza entre su hijo y el odontólogo pediatra. Tan pronto como cumpla 2 años de edad, usted puede llevar a su hijo a visitas preventivas, citas de desensibilización, cambio de roles, citas modelo, etc.

Recuerde que si usted no ha experimentado una experiencia grata o positiva con su odontólogo no quiere decir que a su hijo le pase lo mismo, tiene que darle la oportunidad al odontólogo pediatra para que el se gane la confianza de su hijo y que su hijo tenga una odontología completamente diferente.

Sin duda es un proceso complejo que requiere paciencia, empatía y mucha consistencia.

  • ÁREA DE RETO 

1.- Dificultades en la integración sensorial 
2.- Problemas para comprender lo que sucede y/o va a suceder
3.- Retos para comunicar sus necesidades, molestias, miedos…
4.- Espacio personal                     

  • IMPLICACIONES PARA EL DENTISTA

1.- Algunos de los estímulos que pueden resultar  intrusivos son: la luz, las sensaciones en la boca, la silla, los sonidos de los instrumentos, etc.
2.- La falta de predictibilidad en su ambiente, así como la dificultad de entender la importancia de ir al dentista en términos de salud son factores que generan estrés.
3.- No contar con medios efectivos para comunicarse puede provocar berrinches e incluso agresión.
4.- El dentista invade el espacio personal de sus pacientes, ello puede ser especialmente intrusivo y muy difícil de tolerar para las personas con TEA.

Ante todas estas situaciones, llevar a una persona con algún TEA al dentista, resulta altamente complicado.
Es fundamental el cuidado de la salud y sobre todo la prevención.

  • ¿Qué se puede hacer? Te doy algunas sugerencias que pueden ser de utilidad:

1. Preparando al dentista y su personal

Es común que pensemos en dar apoyos a la persona con TEA; pero frecuentemente nos olvidamos del profesional que lo va a atender. Visita varios dentistas y explícales la situación.

Elige al odontólogo pediatra que se muestre interesado y con ganas de cooperar.
Ponte de acuerdo con él para planear varias visitas al consultorio antes de que empiecen a atender a tu hijo.
Pídele que te deje tomar fotos de él, auxiliares, el consultorio y los instrumentos.
Elijan un horario para las citas en que tu hijo generalmente esté más tranquilo y enfatiza que no puede esperar ya que ello lo pondría más ansioso.
Responde a sus dudas e inquietudes y, si es necesario, el  odontólogo consultará a los médicos y/o terapeutas que atienden a tu hijo.
No olvides comentarle sobre cualquier alergia y también si tu hijo toma algún medicamento.

2. Preparando a tu hijo

Sin duda es un proceso complejo que requiere paciencia, empatía y mucha consistencia.

  •  Elabora un Horario Visual

a) Utiliza las fotos que tomaste en el consultorio.
b) El horario ayudará a tu hijo a saber qué es lo que va a pasar.

  • Utilizará la técnica de Desensibilización Sistemática

Esto quiere decir, irlo acostumbrando por medio de pequeños pasos al ambiente con el fin de que no sea una experiencia tan compleja.

Te doy un ejemplo de los pasos que puedes seguir:  

Decirle “vamos al dentista”
Llevarlo al consultorio, que salude, se siente unos minutos en la sala de espera y se despida.

Una vez que haya logrado el paso anterior de manera tranquila.
Llevarlo al consultorio, que salude, se siente unos minutos en la sala de espera, que la secretaria, auxiliar o él odontólogo pediatra lo llame y entre al área de operatoria dental por unos minutos.

Una vez que haya logrado el paso anterior de manera tranquila.
Llevarlo al consultorio, que salude, se siente unos minutos en la sala de espera, y que el odontólogo pediatra lo llame, entre al área de operatoria y se siente en el sillón por unos minutos.
Ahora le pondrán también por unos minutos el aspirador (aparato que absorbe la saliva)
Si te funciona, primero deja que lo toque y explore fuera de su boca e incluso que sea él mismo quien se lo meta a la boca.

Una vez que haya logrado el paso anterior de manera tranquila.
Llevarlo al consultorio, que salude, se siente unos minutos en la sala de espera, y que el odontólogo pediatra lo llame, entre al área de operatoria y se siente en el sillón por unos minutos.
Ahora le pondrán también por unos minutos el aspirador (aparato que absorbe la saliva)
Si te funciona, primero deja que lo toque y explore fuera de su boca e incluso que sea él mismo quien se lo meta a la boca.

Jamás debemos forzar a un niño a un procedimiento dental, salvo que sea por algún accidente y/o trauma dental y sea necesario realizarle algún tipo de tratamiento.
Algunas consideraciones que debes tomar en cuenta para llevar a cabo una desensibilización sistemática son:
  
Hazlo en días espaciados, no es necesario que sean consecutivos.
No lo hagas cuando ya tengas una emergencia, sino de manera preventiva.
El ritmo para ir al siguiente paso dependerá de tu hijo.
Aún y cuando lleves a cabo este proceso, ir al odontólogo pediatra puede ser una experiencia incómoda y es probable que tu hijo se encuentre inquieto y/o molesto, debido a que el relaciona a cualquier persona del área médica, con experiencias malas.
Esta estrategia te ayudará a familiarizarlo e incrementar su tolerancia.

  • Otras ideas

Usa indicadores de tiempo como un reloj o cronómetro que permitan a tu hijo saber cuándo va a terminar
Lleva algunos objetos que le gusten como una pelota que pueda apachurrar, una mantita…
Jueguen al dentista en casa (intercambio de roles)
En algunas ocasiones si el tratamiento es muy largo y/o doloroso, se recomienda utilizar la sedación, para ello consulta a tu médico

  • Recuerda:

Quizás las dos recomendaciones más importantes sean:
Mucha paciencia
No dejarlo hasta que sea demasiado tarde, PREVENIR
El odontólogo pediatra, es un profesional de la salud que está preparado para atender este tipo de casos, confía en él y dale la oportunidad de atender a tu hijo (a).


Dr. José Alberto Hachity Ortega



* Detección y diagnóstico de trastornos del espectro autista. Manuel Posada, Josep Artigas, Mercedes Belinchón, Ricardo Canal, Ángel Diez-Cuervo, María José Ferrari.
* Trastornos Del Espectro Autista. Una publicación que responde a las ”preguntas más frecuentes” planteadas en el autismo. Grupo de Estudio de Trastornos del Espectro Autista. Instituto de Investigación de Enfermedades Raras- Instituto de Salud Carlos III * American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual for Mental Disorders-Fourth Edition-Text Revised (DSM-IV-TR), Washington D. C., 1994. Indiana University, Indiana Resource Center for Autism, “Factors Associated with Autism,” Autism TrainingSourcebook, University Affiliated Program of Indiana, 2853 E. 10th St., Bloomington, IN 47408-2607, pp. 16-17.