Diferencia entre fluor y fluoruro.

El fluor es un elemento natural, su símbolo denominado con la letra F, tiene número atómico 9, es miembro de la familia de los halógenos con el número y peso atómicos más bajos. Aunque sólo el isótopo con peso atómico 19 es estable, se han preparado de manera artificial los isótopos radiactivos, con pesos atómicos 17 y 22, el fluor es el elemento más electronegativo, y por un margen importante, el elemento no metálico más energético químicamente.

 

Dentro de sus propiedades sabemos que es un gas de color amarillo pálido a temperaturas normales. El olor del elemento es algo que está todavía en duda. La reactividad del elemento es tan grande que reacciona con facilidad, a temperatura ambiente, con muchas otras sustancias elementales, entre ellas el azufre, el yodo, el fósforo, el bromo y la mayor parte de los metales. Dado que los productos de reacción con los no metales son líquidos o gases, las reacciones continúan hasta consumirlo por completo, con frecuencia con producción considerable de calor y luz. En las reacciones con los metales forma un fluoruro metálico protector que bloquea una reacción posterior a menos que la temperatura se eleve. El aluminio, el níquel, el magnesio y el cobre forman tales películas de fluoruro protector.


 


El fluor es un elemento muy tóxico y reactivo. Muchos de sus compuestos, en especial los inorgánicos, son también tóxicos y pueden causar quemaduras severas y profundas. Hay que tener cuidado para prevenir que líquidos o vapores entren en contacto con la piel y los ojos. En el agua, aire, plantas y animales hay presentes pequeñas cantidades de fluor. Como resultado los humanos estamos expuestos al fluor a través de los alimentos, el agua potable y al respirar. El fluor se puede encontrar en cualquier tipo de comida en cantidades relativamente pequeñas. Se pueden encontrar grandes cantidades de fluor en el té y en los mariscos.

 

El fluor no existe de fomra libre en la naturaleza pues tiene una gran afinidad y tendencia a combinarse con otras sustancias, y es cuando se combina que lo conocemos como fluoruro, es decir, el fluor tiene una integración a su estructura molecular con otros elementos y se le conoce ahora como fluoruro.

 

Quizá has escuchado que el fluor es TOXICO…. La respuesta es simple! El FLUOR es TOXICO, los componentes con FLUORURO NO!!!

 

Dentro de la odontología, qué papel juega el fluoruro?.

Las bacterias cariogénicas especificas encontradas en el biofilm dental son capaces de metabolizar carbohidratos fermentables y convertirlos en ácidos orgánicos que pueden disolver el esmalte dental susceptible. Si no se controla, las bacterias pueden penetrar capas más profundas del diente y progresar hasta el tejido pulpar. La caries sin tratamiento puede llevar a dolor severo, infecciones locales, pérdida o extracción de dientes, problemas nutricionales, e infecciones sistémicas graves en individuos susceptibles. 

 

 


Mecanismos de acción del fluor:

Los fluoruros tienen una importante acción preventiva frente a la caries y sus

mecanismos de acción son varios:

Inhibe la desmineralización y estimula la remineralizaciónn del esmalte.

Transforma la hidroxiapatita del esmalte en fluorapatita que es mucho más

resistente a la desmineralización.

Tiene una eficaz acción antibacteriana, sobre todo frente a los lactobacilos y

estreptococo mutans.

 

Existen dos formas de administración donde el fluoruro trabaja.

 

Efectos sistémicos de fluoruro en los dientes.

Una exposición incrementada al fluoruro, más comúnmente a través de la fluoración del agua, se ha encontrado que disminuye la incidencia de caries dental en niños y adultos. Entre 1976 y 1987 estudios clínicos en varios países diferentes demostraron que la adición de fluoruro a los suministros de agua comunitarios (0.7-1.2 ppm) redujo la caries en un 30%-60% en dientes temporales y un 15%-35% en dientes permanentes. El fluoruro consumido en el agua parece tener un efecto sistémico en niños antes de la erupción de los dientes típicamente hasta los 12 años de edad. El fluoruro es incorporado en el esmalte en desarrollo de los dientes e incrementa la resistencia a las caries. Dado que el efecto preventivo en lesiones de caries, el fluoruro es también tópico (en la superficie) en los niños después de la erupción de los dientes y en adultos, la protección optima alcanzada por el agua fluorada es más probable a ocurrir a través de tanto la exposición sistémica antes y después de la erupción del diente y la exposición tópica después de la erupción.

 

Efectos tópicos del fluoruro en los dientes

Investigaciones han indicado que la acción primaria del fluoruro ocurre tópicamente después de la erupción de los dientes en el interior de la boca. El fluoruro ingerido es secretado en la saliva y contribuye a la protección tópica. Cuando el esmalte es parcialmente desmineralizado por ácidos orgánicos, el fluoruro en la saliva puede mejorar la remineralización del esmalte a través de sus interacciones con el calcio y el fosfato. El fluoruro depositado en el esmalte remineralizado es más resistente al ataque de ácidos y a la desmineralización. En concentraciones salivales asociadas con una ingesta optima de fluoruro, se ha encontrado que el fluoruro inhibe las enzimas bacterianas, resultando una reducción de la producción de ácido por parte de las bacterias cariogénicas.

 

El fluor debe estar presente de manera continua en el medio oral para poder obtener sus beneficios cariostáticos

Las últimas recomendaciones de la AADP (American Academy of Pediatric Dentistry) hablan de uso de pastas de 1000 ppm de fluoruros con una cantidad mínima para los menores de dos años. De dos a tres años entre 1000-1450 ppm y una cantidad similar a una arroz, y para mas de  3 años 1450 ppm  una cantidad de un chicharito.

 

El uso de fluoruros en los niños, tanto en pasta dental como en colutorios, deberá ser supervisado por un adulto para su correcta utilización y prescrito por su odontopediatra.


 


En el consultorio se utilizan barnices con fluoruro, son presentaciones de uso profesional, y su aplicación va íntimamente ligada al riesgo que tengan los pacientes de presentar caries dental.

El barniz de fluor contiene fluoruro de sodio (NaF) al 5% en una resina o base sintética proporcionando una dosis altamente concentrada de fluor y manteniendo el contacto de manera prolongado con la superficie dental (unas 12 horas). La cantidad de barniz aplicado para tratar un niño es de 0,5 ml que libera 311 mg de ion de fluor. 

 

Se recomienda una valoración individual del riesgo de caries dental antes de colocar fluoruro, lo que coincide con las recomendaciones de la Academia Americana de Odontología Pediátrica también se indica que la administración de todas las modalidades de fluor debe estar basada en la valoración individual del riesgo de caries dental.

 

El fluoruro dental es seguro usado y preescrito por un Odontólogo capacitado en el uso del mismo. El fluoruro es importante en la formación de los dientes, con los niveles de consumo adecuados, incluso juega un papel importante en la prevención de caries, al actuar en la desmineralización y remineralización del diente cuando se utiliza sobre todo de manera tópica, a diferencia de años atrás, cuando se creía que entre más consumo de fluor durante la formación dental, el diente tendría mayor resistencia a caries. 

 

Muchos estudios y años de experiencia clínica han demostrado que la aplicación de fluoruro en el consultorio, resulta beneficiosa para la salud dental. Un buen producto de calidad y con uso apropiado no tiene riesgo para tu salud y la de tus hijos.

 

Dr. Alberto Hachity

 

 

Bibliografía.

 

Weyant RJ, Tracy SL, Anselmo T, et al. Topical fluoride for caries prevention: Executive summary of the updated clinical recommendations and supporting systematic review. J Amer Dent Assoc 2013;144(11):1279-91. 

Lenzi TL, Montagner A, Soares FLM, et al. Are topical fluorides effective for treating incipient carious lesions: A systematic review and meta-analysis. J Am Dent Assoc 2016;147(2):8492.e1. 

Broadbent JM, Thomson WM, Ramrakha S, et al. Com- munity water fluoridation and intelligence: Prospective study in New Zealand. Am J Public Health 2015;105 (1):72-6. 

Aggeborn L, Öhman M. The effects of fluoride in the drinking water. 2016. Available at: “https://sites.google. com/site/linuzaggeborn/aggeborn-ohman-20161103.pdf? 

Scottish Intercollegiate Guideline Network, Dental interventions to prevent caries in children. March 2014. Available at: “www.sign.ac.uk/assets/sign138.pdf ”. Acccessed October 10, 2017. (Archived by WebCite® at: “http://www.webcitation.org/6xE7Ay0oY”) 

5. Chou R, Cantor A, Zakher B, Mitchell JP, Pappas M. Prevention of Dental Caries in Children Younger Than 5 Years Old: Systematic Review to Update the U.S. Pre- ventive Services Task Force Recommendation. Evidence Synthesis No. 104. AHRQ Publication No. 12-05170- EF-1. Rockville, Md.: Agency for Healthcare Research and Quality; 2014.