El fluor como elemento principal en la prevención de lesiones de caries.


El fluor es un mineral que está presente en diferentes cantidades en forma natural en casi todos los alimentos y el agua. El fluor también se usa en muchos productos tales como en los enjuagues bucales y pastas dentales en diferentes concentraciones.

El fluor actúa de forma tópica o sistémica.

El fluor tópico (colocado directamente en los dientes) fortalece los dientes que están en la boca. A medida que el fluor está en contacto con el diente, este se acumula en la superficie exterior de los dientes haciéndolos más fuertes y, por consiguiente, los protege de la formación de lesiones de caries.


La colocación del fluor se hace dependiendo del riesgo de caries de cada paciente, y el Odontopediatría está capacitado para elegir que tipo de fluor, concentración y tiempos de aplicación en el consultorio dental para tu hijo.

El fluor sistémico se toma junto con los alimentos y el agua y, posteriormente, es usado por el cuerpo cuando los dientes se están formando. Si se toma el fluor regularmente durante el momento en que los dientes se están formando (entre los 6 meses a 6 años), este se acumula dentro de la capa de esmalte (capa externa de los dientes) y a medida que los dientes se van desarrollando se convierten en dientes más fuertes y resistentes a las caries. El fluor sistémico también protege los dientes tópicamente. El fluor está presente en la saliva, que constantemente está en contacto con los dientes, por ello la saliva es considerada el mejor vehiculo para la remineralización de los dientes.́ El fluor ayuda a que los dientes se reparen solos en las áreas dañadas por los ácidos al comienzo del proceso de formación de caries, a este proceso lo conocemos como desmineralización y remineralización y es continuo, todas las lesiones iniciales de caries (mancha blanca) que no han sido cavitadas, son reversibles y el fluor es de vital importancia para la remineralización de esa mancha blanca y que no sea cavitado.


El fluor tópico se encuentra en los enjuagues bucales, pastas de dientes, para uso en casa y en gel o barnices que se aplican directamente sobre los dientes en el consultorio dental. Usualmente a los niños se les aplica fluor tópico durante los chequeos dentales, que deben ser dependiendo del riesgo de caries y puede ser aplicado al mes de su primer cita control o cada 3 meses en sus citas control. pesar de que por muchos años se recomendaba la visita al Odontopediatra cada 6 meses, este concepto a cambiado por un concepto de mayor prevención, por ello la recomendación de visitas cada mes, o cada 3 meses, dependiendo del riesgo de caries de tu hijo.

El fluor tópico es una de las mejores formas de conseguir añadir fluor a los dientes. Si usted o su hijo tienen lesiones de caries o sus dientes son sensibles al frío, su dentista puede proporcionarle un producto que contenga más fluor que los productos que usted compra en las tiendas de autoservicio.

El fluor sistémico en nuestro país no se puede conseguir bebiendo agua, ya que ninguno de los productos que encontramos en el mercado mencionan la cantidad de fluor que tiene, sin embargo tenemos alimentos que contienen fluor y que trabajan de manera sistémica, como:

  • Pescados (salmón, sardinas o bacalao).
  • Mariscos.
  • Carnes: como el pollo.
  • Frutas y hortalizas: como las naranjas o cebollas.
  • Lácteos: leche materna y leche.
  • Vegetales verdes: como las espinacas o las lechugas.
  • Papas.
  • Postres: gelatinas.
  • Infusiones: como el té.


Los beneficios del fluor se conocen desde hace más de 60 años y tienen el apoyo de muchas organizaciones de salud y profesionales incluyendo la Asociación Dental Mexicana, la Asociación Dental Americana, la Academia Mexicana de Odontopediatría y la Academia Americana de Odontopediatría, todo bajo revisión y evidencia de literatura científica, por lo que debes de estar seguro que la aplicación del fluor a tus hijos no corre ningún riesgo.

Sin embargo, como con todas las sustancias que tomamos hay niveles seguros, niveles que son los mejores para nuestra salud en general y niveles que no son buenos. Cuando tomamos mucho fluor se produce como resultado una afección 

llamada fluorosis dental. Aunque la fluorosis dental no es dañina, puede hacer que los dientes de su hijo se pongan color café o tengan puntos blancos.

Los padres deben estar informados acerca de la fuente del fluor sistémico. Si su comunidad tiene niveles “óptimos” o tienen el nivel perfecto de fluor para ayudar a prevenir las lesiones de caries por medio del agua de suministro, entonces sus hijos no deberán tomar tabletas o vitaminas fluoradas. Más aun, los niños pequeños (que no pueden todavía escupir bien el exceso de pasta dental después de lavarse los dientes) deberán usar solo una pequeña cantidad de pasta dental fluorada, del tamaño de un chícharo y, de este modo, no estarán ingiriendo demasiado fluor

El fluor por sí solo no puede prevenir las caries, esto es solo necesario hacer para tener dientes fuertes y una buena salud oral

Llevar a cabo una adecuada higiene oral para sus hijos, dos veces al día con pasta dental fluorada, usar hilo dental diariamente, una dieta balanceada, y limite que tan seguido toma un refrigerio o snack entre comidas, especialmente evite comer dulces o alimentos pegajosos. Visite en forma regular a un Odontopediatra y siga todas las recomendaciones que le haga para cuidar su salud dental y la de su familia.
 

Dr. Alberto Hachity


1 OMS. Floruros y salud Series Monográficas. 1 ed. Ginebra: OMS;1972(59): 5-7.
2 Newbrun E. Cariology. 3 ed Chicago: Quintessence;1989.p.67-72.
3 Van Loveren C. The antimicrobial action of fluoride and its role in caries inhibition J Dent Res 1990;69:676-81.
4 Clarkson J, McLoughlin J. Role of Fluoride in oral Health promotion ,Int Dent J 2000;50:119-28.
5 American Dietetic Association . The impact of fluoride on health J. Am Diet Assoc 2000;100:1208-13.
6 Almerich J. Fundamentos y concepto actual de la actuación preventiva del fluor. En: Cuenca E, Manau C, Serra L, editores. Odontología Preventiva y comunitaria 2º ed. Barcelona: Editorial Masson;1999.p.89-108.
7 Szpunar S, Burt B. Evaluation of appropriate use of dietary fluoride supplements in the U.S. Comm Dent Oral Epidemiol 1992;20:148-54.
8 Oliveby A, Twetman S, Eksatrand J. Diurnal Fluoride concentration in whole saliva in children living in a high and a low fluoride area. Caries Res 1999;24:44-7.
9 CDC. Engineering and administrative recommendations for water fluoridation. MMWR 1995;44(13):1-40.